En camino

En camino

viernes, 4 de septiembre de 2015

Un poco más...


Supongo que sólo es cuestión de no rendirse, y -sobre todo- de no dejar que otros te hagan creer que no puedes. Quizá sea bueno que la gente muestre sus cartas, que sepas realmente con quién cuentas y con quién no... 
Yo, de hecho, suelo valorar mucho que la gente vaya de frente... Ahora sólo me falta aprender a no darle alas a sus pensamientos y acciones sino a ponerle alas a mis sueños y a mis deseos y seguir trabajando duro. 
Agradezco al Dios de la vida la sensibilidad y ternura que me ha regalado, a mí me toca ponerla al servicio de los últimos y aprender a protegerme de los miedos roba- sueños y sus secuaces, algunos de ellos vestidos de falsos amigos y compañeros.
Y es que sí, lo imposible sólo tarda un poco más, ya os diré cuánto.
:)

No hay comentarios: