En camino

En camino

domingo, 28 de septiembre de 2014

Aquí estoy esta que soy...


Una vez más me encuentro en uno de los dibus de Miriam de Muxote Potolo Bat y es que hoy esta volvoretilla cumple años. Hoy es uno de esos días en los que mi corazón se esponja con las presencias (tantas muestras de cariño a través de tantos medios) y se encoge un poquillo también por la ausencias, hoy es uno de esos días en que éstas muestran su crudeza, en que sientes el mordisco que producen los silencios de personas importantes en tu vida que ya no están en ella.
Pero, sin duda, es un día en que pesan mucho más las primeras, es un día de dar muchas gracias a Dios por la vida que se me ha regalado y por todos y todas los que de alguna forma os habéis colado en ella: ¡gracias por compartir aleteos por estos cielos de Dios!
Aquí sigo, aquí estoy, con mis sueños y con mis luchas, con mis anhelos y con mis miedos... Aún adaptándome a un inicio de curso con nuevos ritmos y nuevos compromisos. Aún organizando tiempos y tratando de ordenar tareas.
Este será un año importante para mi vida, lo afronto con alegría, con temor y con temblor pero sabiendo que "todo lo puedo en Cristo que me fortalece". 

Os dejo con una de mis canciones favoritas que hoy hago oración ante el Padre. Un abrazo enorme para cada uno/a:

María José Bravo - Esto que soy, esto te doy
A veces me pregunto: "¿por qué yo?"
y sólo me respondes: "porque quiero".

Es un misterio grande que nos llames
así, tal como somos, a Tu encuentro.
Entonces redescubro una verdad:
mi vida, nuestra vida es Tu tesoro.
Se trata entonces sólo de ofrecerte
con todo nuestro amor,
esto que somos.
¿Qué te daré?, ¿qué te daremos?,
¡Si todo, todo, es Tu regalo!
Te ofreceré, te ofreceremos
esto que somos...
Esto que soy, ¡eso te doy!
Esto que soy, esto es lo que te doy.
Esto que somos es lo que te damos
Tú no desprecias nuestra vida humilde
se trata de poner todo en tus manos.
Aquí van mis trabajos y mi fe,
mis mates, mis bajones y mis sueños.
Y todas las personas que me diste,
desde mi corazón te las ofrezco.
¿Qué te daré?, ¿qué te daremos?,
¡Si todo, todo, es Tu regalo!
Te ofreceré, te ofreceremos
esto que somos...
Esto que soy, ¡eso te doy!
Vi tanta gente un domingo de sol.
Me conmovió el latir de tantas vidas...
y adiviné tu brazo gigantesco
y sé que sus historias recibías.
Por eso tu altar luce vino y pan:
Son signo y homenaje de la vida.
Misterio de ofrecerte y recibirnos,
Humanidad que Cristo diviniza.
¿Qué te daré?, ¿qué te daremos?,
¡Si todo, todo, es Tu regalo!
Te ofreceré, te ofreceremos
esto que somos...
Esto que soy, ¡eso te doy!.

No hay comentarios: