En camino

En camino

sábado, 4 de enero de 2014

II DOMINGO DE NAVIDAD, 5 DE ENERO DE 2013


Lectura del santo evangelio según san Juan 1, 1-18
En el principio ya existía la Palabra,
y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.
La Palabra en el principio estaba junto a Dios.
Por medio de la Palabra se hizo todo,
y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho.
En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan:
éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz,
para que por él todos vinieran a la fe.
No era él la luz, sino testigo de la luz.
La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre.
Al mundo vino, y en el mundo estaba;
el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció.
Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.
Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios,
si creen en su nombre.
Estos no han nacido de sangre, ni de amor carnal,
ni de amor humano, sino de Dios.
Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros,
y hemos contemplado su gloria:
gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él y grita diciendo:
«Éste es de quien dije:
"El que viene detrás de mí pasa delante de mí,
porque existía antes que yo."»
Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia.
Porque la ley se dio por medio de Moisés,
la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
A Dios nadie lo ha visto jamás:
Dios Hijo único, que está en el seno del Padre,
es quien lo ha dado a conocer.

ORACIÓN:
Enlace permanente de imagen incrustada

¿PALABRA? ¡MÁS QUE PALABRAS, MI SEÑOR! 
Navidad ya no es palabra, más bien silencio 
Navidad ya no son palabras, es obra de Dios 
Navidad ya no es invisible, es Amor visible 
¿PALABRA? ¡MÁS QUE PALABRAS, MI DIOS! 
Te escuchábamos entre las nubes, 
y ahora te dejas amar y besar en la tierra 
Te contemplábamos en el pensamiento, 
y, humildemente, te dejas querer en una cuna 
Te creíamos perdido en el cielo, 
y, Dios mío, te encontramos débil 
envuelto en el frío en este tosco suelo. 
¿PALABRA? ¡MÁS QUE PALABRAS, MI DIOS! 
En Belén, ha cesado la Palabra, 
y Tú, bien lo sabes Señor 
En Belén, habla el amor y la ternura 
En Belén, salta la humildad y la obediencia 
En Belén, se alcanza al Dios que nunca pudimos ver 
¿PALABRA? ¡MÁS QUE PALABRAS, MI DIOS! 
La estrella va en busca del que está perdido 
y lo lleva encima del Misterio 
Los Reyes abandonan riquezas, 
por aquellas otras que son eternas y santas 
El buey y la mula, hacen lo que saben, 
dan aliento ante la ausencia del calor humano. 
Los pastores, sencillos y grandes en su pobreza, 
ofrecen lo que es tesoro y vida de sus vidas: 
la miel del panal de su sencillez 
la leche del ganado de sus trabajos 
o el pan de las mieses, que arrancaron con sus manos 
¿PALABRA? ¡PALABRA HECHA CARNE! 
Palabra que produce emoción y canto 
Palabra que todo lo llena y todo lo invade 
Palabra que hace surgir melodías y arte 
Palabra que se escucha, cuando en el corazón se acoge 
Palabra que tiene un nombre: ¡NAVIDAD! ¡SABOR A DIOS! 
VÍDEO:


MELODÍA:

No hay comentarios: