En camino

En camino

lunes, 27 de enero de 2014

De tiempos raros


Después de una semana de lo más tonta, (¡pobre semana! ¡qué culpa habrá tenido ella!) con la incómoda sensación de que el tiempo se me escurría entre los dedos de las manos, sin ser capaz de ordenar "haceres" y "quereres", inquieta, "molesta", preocupada... se inicia hoy una nueva semana, una nueva oportunidad de "sintonizar, reagrupar pedazos", con ganas de seguir haciendo -en lo ordinario- TODO lo mejor posible y "con un amor extraordinario"; tratando también de ir afinando "comos" que me lleven a más amar y servir; tratando de asumir con serenidad y vivir con paz que es hora de "perfeccionar vicios", esos diablillos impertinentes que los tiempos raros ayudan a destapar "con la punta del zapato" y que dan tanta guerra.
Semana rara de desencuentros pero también de encuentros y es que esta semana rara también trajo su regalo, la visita de unos amigos queridos de esos que acarician el alma con su presencia, su cercanía y su inmenso amor por la vida/la VIDA y por los otros. ¡Les quiero amigos! 

2 comentarios:

Lámpara es tu Palabra para mis pasos dijo...

Esta historia... me resulta "familiar"... . Cuántas sintonías.
Menos mal, que hoy te han regalado "un día de pausa".

Dónde nos encontraremos algún día...

Buena semana, un saludo.

volvoreta dijo...

Gracias por haberme robado una sonrisa, ¡me alegro de la sintonía!, ¡ojalá que algún día podamos "sellarla" delante de un café!. Una de los mayores regalos que me ha dado este blog ha sido poder desvirtualizar a varias personas con las que sigo compartiendo vida y sueños. Si te acercas algún día por Salamanca... te esperan un paseo, un café y un abrazo, buena semana también para ti.