En camino

En camino

martes, 31 de diciembre de 2013

Feliz año 2014, ¡es tiempo de dar la vida!

.

"Dame, Señor, alas para volar
y pies para caminar
al paso de los hombres"

En este último día del año son muchas las voces que nos invitan a hacer balance del año que termina, se repasan los mejores momentos del 2013 en telediarios, periódicos, en programas especiales deportivos, del corazón... ¡hasta el perfil de facebook selecciona nuestros mejores doce momentos del año!.
Para aquellos que nos movemos al ritmo del calendario académico son de más calado los cambios y los cortes que se producen en junio pero yo soy de las que opina que nunca viene mal parar, echar la vista atrás, re-cordar (volver a pasar por el corazón) qué ha supuesto este año para nuestra vida y hacer memoria agradecida de todo el bien recibido en estos 365 días.
PIES PARA CAMINAR AL PASO DE LOS HOMBRES
Es tiempo de mirar al pasado con agradecimiento para extraer lo que la vida nos ha enseñado en estos últimos doce meses, para recoger los muchos regalos de Dios, para ser conscientes de personas, momentos, lugares... que han marcado nuestro año. Es tiempo de recorrer los nombres que llenan mi corazón y de pedirle a Dios que nos bendiga a todos (pienso en mi familia, en mis amigos, en mis compañeros de trabajo, en mis alumnos/as, en la gente de mi Parroquia, en "mi gente", en los de siempre y en los recién llegados, en mis nuevos compañeros de camino de O... ) Y le pido al Señor que me haga pies "para caminar al paso de los hombres" . Y le pido al Señor que siga caminando conmigo y que todo lo haga nuevo....
Es tiempo también de acoger los momentos más difíciles y de reconocer lo mucho que me han enseñado aunque hayan dolido tanto; es tiempo de aceptar que tantas cosas no marchan como nos gustaría y que hay muchas cruces que necesitar ser desclavadas; es tiempo de asumir que hay mil heridas abiertas en mí y en el mundo que quizá nunca cierren y que han de ser aceptadas y amadas; es tiempo de acariciar cicatrices y de repartir ternura a manos llenas.
ALAS PARA VOLAR
Es tiempo también para sacudir el polvo de nuestros deseos y de sacar brillo a nuestros sueños. Es tiempo de vislumbrar y construir horizontes con todas esas cosas que están por llegar, o hacia las que deseo caminar. Horizontes que me lancen hacia el futuro, horizontes preñados de proyectos, planes, y propósitos… No tienen por qué ser grandes grandes propósitos, bastan los propósitos "de diario", aquellos que forman parte "de la clase media" de los propósitos, es tiempo de pensar en qué me gustaría que ocurra en mi vida y en la de otros en el año que comienza y en qué voy a hacer para ayudar a que así sea. Es tiempo de leer los propósitos de Dios para mi vida y la de la humanidad y es tiempo de pedirle a Dios "alas para volar,para dar la vida desde la vida, la de cada día" 
Es tiempo de dar la vida. 

SALMO PARA DAR LA VIDA
Señor, dame la valentía 
de arriesgar la vida por Ti,
el gozo desbordante
de gastarme en tu servicio.
Dame, Señor, alas para volar
y pies para caminar
al paso de los hombres.
Entrega, Señor, entrega
para <<dar la vida>>
desde la vida,
la de cada día.
Infúndenos, Señor, 
el deseo de darnos y entregarnos,
de dejar la vida
en el servicio a los débiles.
Señor, haznos constructores de tu vida,
propagadores de tu Reino,
ayúdanos a poner la tienda en medio de los hombres
para llevarles el tesoro
de tu amor que salva.
Haznos, Señor, dóciles a tu Espíritu
para ser conducidos
a dar la vida desde la cruz,
desde la vida que brota
cuando el grano muere en el surco. 
A fuerza de amor humano
me abraso en amor divino.
La santidad es camino
que va de mí hacia mi hermano.
Me di sin tender la mano
para cobrar el favor;
me di en salud y en dolor
a todos, y de tal suerte
que me ha encontrado la muerte
sin nada más que el amor. Amén.
José Luis Blanco Vega, S.J.

1 comentario:

José maría dijo...

Feliz Nuevo Año 2014, compañera