En camino

En camino

martes, 3 de diciembre de 2013

3 de diciembre, San Francisco Javier

San Francisco Javier

"Aunque yo lo ganara todo
de nada me sirve 
si no me lleva a Ti"
"Señor, aquí estoy, 
¿qué quieres que yo haga? 
Envíame adonde quieras"
San Francisco Javier

Hoy celebramos a San Francisco Javier, el gran apóstol de los tiempos modernos, como lo fue San Pablo de los antiguos. Hoy quiero traer a mi corazón y a este blog y compartir con vosotros/as, esta carta de Javier -fechada en Cochín el 15 de enero de 1544. Sus palabras recorrieron toda Europa en su época y causó un fuerte impacto entre la juventud de su tiempo. ¡Releerla hoy sigue estremeciendo por su fuerza y su actualidad!
"Muchos cristianos se dejan de hacer en estas partes por no haber personas que en tan pías y santas cosas se ocupen. Muchas veces me mueven pensamientos de ir a los estudios de esas partes, dando voces como hombre que tiene perdido el juicio, y principalmente a la Universidad de París, diciendo en Sorbona a los que tienen más letras que voluntad para disponerse a fructificar con ellas: cuántas ánimas dejan de ir a la gloria y van al infierno por la negligencia de ellos. Y así como van estudiando en letras, si estudiasen en la cuenta que Dios nuestro Señor les demandará de ellas y del talento que les tiene dado, muchos se moverían tomando medios y Ejercicios Espirituales para conocer y sentir dentro de sus ánimas la voluntad divina, conformándose más con ella que con sus propias afecciones, diciendo: "Señor, aquí estoy, ¿qué quieres que haga? Envíame a donde quieras, Y si es conveniente, inclusive a la India".

"Es tanta la multitud de los que se convierten a la Fe de Cristo en esta tierra donde ando, que muchas veces me acaece tener los brazos cansados de bautizar, y no poder hablar de tantas veces decir el Credo y los Mandamientos en lengua de ellos".
San Francisco Javier nació en el castillo de Javier (Navarra) el año 1506 en el seno de una familia noble. Completó sus estudios en París donde coincidió con Ignacio de Loyola en un encuentro que transformó su vida. Formó parte de los primeros compañeros de Ignacio que en 1539 pusieron en marcha la Compañía de Jesús. En abril de 1541 partió para las indias y en 1549 llegó a Japón 
Fue el gran apóstol de la India, Oceanía, Japón y China en sus viajes como misionero y fue un visionario en su tiempo, sobre todo con respecto a la Inculturación del Evangelio en las culturas orientales. 
¡Te invito a que visualices sobre el mapa que acompaña este post los viajes que realizó durante diez años en pleno Siglo XVI! Murió el año 1552 en la isla de Sancián, a las puertas de China.
Fue canonizado por el Papa Gregorio XV en 1622, junto con Santa Teresa, San Ignacio, San Felipe y San Isidro y en 1904 Pío X, lo nombró Patrono Universal de las Misiones. 
Hoy, desde aquí también lanzo una oración agradecida por todos los hombres y mujeres que "con Cristo en el corazón y el corazón en el horizonte" se desgastan, a imagen de Javier, en tantos lugares perdidos de este nuestro pequeño mundo en el que a los ojos de Dios, no hay ni fronteras ni confines.
¡Gracias Javier por ensanchar mis sueños e invitarme a embarcar mi alma.!
No dejes de saborear la preciosa canción de Cristobal Fones sj que acompaña este post.

St. Francis Xavier's missionary work.



ORACIÓN DE SAN FRANCISCO JAVIER
Padre bueno, Creador de todas las cosas:
Acuérdate de tu acto creador, especialmente
de los seres humanos, que los has hecho
a tu imagen y semejanza.
Acuérdate, oh Padre bueno, que tu Hijo ha dado
la vida por ellos. Vuelve tus ojos misericordiosos
a los que tanto has amado.
Oye nuestra súplica en favor de todos los que sufren
por diferentes causas y la vida los tiene
humillados.
Olvida todo mal nuestro. Atráenos a todos hacia Ti.
Que la Luz de tu Hijo Jesús nos purifique, que su gloria
resplandezca, y en Él y por Él devuélvenos
la inocencia de tu acto creador
, para que cantemos
y dancemos de alegría como hijos tuyos,
hermanos todos.
V. Ruega por nosotros, San Francisco Javier.
R. Para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

No hay comentarios: