En camino

En camino

miércoles, 16 de octubre de 2013

In memoriam, Marc

« Mourir, ce n'est pas triste.
Mourir, pour un chrétien, devrait être le plus beau jour de la vie.
Lorsqu'on meurt, on tombe, comme un enfant, dans les bras de son Père ! »
Sœur Emmanuelle 

Lo mejor de escribir un blog es, sin lugar a dudas, las relaciones profundas y preciosas que se van tejiendo con algunos de vosotros. Sois ya bastantes los que habéis pasado a formar parte de mi historia y los que habéis poblado mi corazón de nombres. Uno de esos nombres es el de Marc, nuestros blogs nos unieron hace unos años y su testimonio me ayudó mucho a vivir con entereza y esperanza la enfermedad y muerte de mi madre. Desde entonces le he tenido muy presente en mi oración y en mi recuerdo. La última vez esta mañana en el post sobre la cruz fuente de alegría y consuelo, él era quien se escondía tras la M... Hoy leo con tristeza, en pastoralsj, su partida a la casa del Padre, ¡me alegra saberte cerquita de su costado para siempre y se que -desde allí- seguirás siendo costado para nosotros!. Gracias por tu vida entregada hasta el extremo.

No hay comentarios: