En camino

En camino

miércoles, 19 de junio de 2013

Refugio y sostenimiento. El JRS en el día internacional del refugiado



"Frente a la adversidad, la comida alimenta, el refugio protege, la hospitalidad abre puertas, la educación reconstruye futuros", dijo el director internacional del JRS, Peter Balleis SJ.

El Servicio Jesuita para los refugiados(JRS) conmemora el día internacional del refugiado que tendrá lugar mañana día 20 de julio, con la exposición Refugio y Sostenimiento donde presenta una visión holística de la hospitalidad para los refugiados: alimentación, vivienda, tolerancia, educación. 
En este sentido y hasta el 21 de junio se proyectará un vídeo de 12 minutos que muestra las vidas y las luchas de los refugiados a través de 200 fotos, entre las 9 de la noche y las 2 de la madrugada, en la fachada de la iglesia del Gesú en Roma, así como en Beirut y Nueva York.
El objetivo de la iniciativa, galardonada con la "Medaglia di Rappresentanza", concedida por el Presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano, es sensibilizar a la opinión pública a fin de que presione a los políticos para que defiendan los derechos humanos fundamentales de los refugiados y solicitantes de asilo, particularmente en las áreas de recepción, seguridad alimentaria y educación.
La exposición dentro de la Iglesia del Gesù, abierta hasta el 30 de junio, presenta fotografías del personal del JRS en la República Democrática del Congo, Líbano y Siria. Tanto la proyección interior como las digitales corrieron a cargo de 
Art Works Projects for Human Rights, una ONG con sede en Chicago.


Ayuda alimentaria. El JRS ofrece mensualmente ayuda alimentaria a más de 100.000 personas en Oriente Medio y África del Norte, principalmente en Siria, y también en Jordania y el Líbano. Este apoyo se proporciona mediante la elaboración diaria de más de 20.000 comidas calientes en las cocinas de campaña del JRS para aquellas familias que carecen de equipos de cocina, por ejemplo, en Alepo y Damasco. Estas comidas se distribuyen a mezquitas, a las escuelas convertidas en refugio, edificios públicos, parques, etc.


Acceso a la educación. El JRS ofrece educación y formación profesional a cerca de 220.000 niños y adultos.

"Es sólo a través de la educación que generaciones de niños y niñas refugiados tendrán las mismas oportunidades que se ofrecen a los demás, de construir comunidades de paz y de respeto a la diferencia. Pero no es sólo eso: la educación es una oportunidad para formar a los líderes del mañana, líderes que entiendan los terribles efectos de la violencia y el conflicto y que encuentren la fuerza para superarlos", añadió el P. Balleis.

No hay comentarios: