En camino

En camino

sábado, 27 de abril de 2013

San Alberto Hurtado: ¿a quiénes amar?

San Alberto Hurtado atendía al Cristo que sufría en cada hombre. Su apostolado consistía en salir al encuentro del ser humano allí donde hubiera una necesidad, comprometerse con el destino eterno y temporal de cada persona: "Lo primero, amarlos: Amar el bien que se encuentra en ellos, su simplicidad, su rudeza, su audacia, su fuerza, su franqueza, sus cualidades de luchador, sus cualidades humanas, su alegría, la misión que realizan ante sus familias... Amarlos hasta no poder soportar sus desgracias... Prevenir las causas de sus desastres, alejar de sus hogares el alcoholismo, las enfermedades venéreas, la tuberculosis. Mi misión no puede ser solamente consolarlos con hermosas palabras y dejarlos en su miseria, mientras yo almuerzo tranquilamente, y mientras nada me falta. Su dolor debe hacerme mal: la falta de higiene de sus casas, su alimentación deficiente, la falta de educación de sus hijos, la tragedia de sus hijas: que todo lo que los disminuye, que me desgarre a mí también.
Amarlos para hacerlos vivir, para que la vida humana se desarrolle en ellos, para que se abra su inteligencia y no queden retrasados. Que los errores anclados en su corazón me pinchen continuamente. Que las mentiras o las ilusiones con que los embriagan, me atormenten; que los periódicos materialistas con que los ilustran, me irriten; que sus prejuicios me estimulen a mostrarles la verdad.
Y esto no es más que la traducción de la palabra amor »
(Reflexión personal escrita, noviembre de 1947)

Comparto con vosotros dos vídeos que tratan de poner música e imágenes a algunas reflexiones de San Alberto Hurtado sobre el amor de Dios en nuestros hermanos, ¡ojalá que aprendamos a amar como él!, hasta que duela, ¡ojalá que vivamos amando para hacer vivir a otros/as!, como Él.




El video es acompañado por la canción Fuego, del disco "Un fuego enciende otros fuegos"
Música y letra: Cristobal Fones s.j.

No hay comentarios: