En camino

En camino

lunes, 4 de febrero de 2013

Al final, el final llega



"Así que hay gente que sigue muriéndose de ésto"
"Así que, al final, el final llega"


Estos son algunos de los comentarios que escuché tras la muerte de mis padres.
Pues, sí, "al final el final llega". Sí, hay gente que pese a que lucha con toda su alma, con todas sus fuerzas... muere de cáncer, algunos ni siguiera tienen la posibilidad de luchar, de repente un día llega la enfermedad y todo se va torciendo y torciendo hasta que finalmente ya no hay esperanza.
Tengo la sensación de que es políticamente incorrecto hablar de muerte y cáncer, quizá hablar de la muerte en general, porque nos pone frente a nuestra propia fragilidad y vulnerabilidad. 
Es más fácil ,y más placentero, identificarse y empatizar con un luchador que con una persona que pierde una batalla. 
Muchos/as serán los que servirán para animarte mientras luchas, pocos/as sabrán cómo acompañarte cuando ya no haya esperanza, cuando la muerte se acerque, cuando tu familiar muera.
"Hay muchos avances", "hay muchos adelantos...", "yo conozco a... que...", "yo he pasado por..."
Las únicas personas con las que, en mi caso, han bastado miradas y sobrado palabras en estos meses, años... han sido los familiares compañeros en la salas de quimio, en la sección de paliativos de los hospitales, familiares que han vivido cuidar hasta el final a un ser querido, que han aprendido a ser médicos, enfermeros, psicólogos, confesores, hijos, hijas, madres, padres, hermanos, amigos... No hace falta decirnos nada y nos sonreímos ante los comentarios de tanta gente que, queriendo consolarte, entorpece torpemente tu duelo... 
"A él/ella no le gustaría que estuvieras triste", "Si Dios se lo ha llevado ha sido por algo", "ahora Dios los tiene muy cerquita de Él".
"Ya ha dejado de sufrir", "no era vida ya la que tenía"...
Aprendes que ganar la batalla al cáncer no tiene que ver con el esfuerzo que pongas por superarlo, con la ilusión por vivir que tengas, con el amor que regales, con el cuidado que trates...
Te puede matar aunque luches, aunque ames... 
"Y que mal rollo da eso de morirse... ¡oye!, mejor no lo nombres". Pues pasa, señores, "al final, el final llega"
Y ojalá te pille siendo consciente de que ese momento va a llegar y habiendo aprovechado cada momento antes y después de sufrir, o de que alguien querido sufra, la enfermedad.

No hay comentarios: