En camino

En camino

domingo, 20 de enero de 2013

De fiesta


Cana de Ain Karem

Por la "cobertutura volvoretiana" que ha tenido el Evangelio de hoy podrás intuir que es uno de mis favoritos, por muchas razones, me encanta ver a Jesús en una escena familiar, cotidiana, con su gente, sus amigos, disfrutando de una celebración, participando de una fiesta. 
Este Evangelio, además, lleva mi corazón de vuelta a una aldea perdida del centro de Tanzania, allí viví la Eucaristía más tierna y más "fiesta" de mi vida y fue precisamente con este Evangelio como centro, ¿por qué se que este era el Evangelio? porque siendo la Eucaristía en swhaili escuchar mama María en varias ocasiones me dio la pista y, cuando después de caminar de vuelta varios kilómetros bajo el sol abrasador, de cruzar dos ríos y comer una fruta de la pasión recién cortada de un árbol lo comprobé en casa... fue una gozada confirmarlo... 
Creo que en esa Eucaristía se me regaló descubrir la fiesta profunda que cada celebración encierra. Personas de un montón de aldeas caminaban varias horas los domingos que se podía para reunirse en torno a la mesa y celebrar juntos/as y cantar y bailar en torno al Único Señor de sus vidas , ese que les daba fuerzas para volver renovados a sus vidas, nada fáciles por cierto. 
Ya ha pasado tiempo desde aquella "fiesta", pero sigue estando grabada a fuego en mi corazón, aún resuenan dentro de mi las alegres y pegadizas melodías, sonrío con los rostros, las miradas y las sonrisas, me muevo con los bailes, siento el agobiante calor, recuerdo los curiosos aromas y los muchos olores...

No hay comentarios: