En camino

En camino

lunes, 3 de diciembre de 2012

IKEAdviento "No soy digna de que entres en mi casa"


Imagen: Fano
Es "curioso", anoche, cuando rezaba con el Evangelio de hoy, una frase "monopolizó" el rato de oración: “Señor, yo no soy digna de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme”, esas palabras que repetimos cada día antes de ir a comulgar.
Otras cuestiones me habían interpelado: que un Centurión judío (un jefazo) intercediera por su criado, ¿esclavo? ("sufre mucho"); que éste Centurión, acostumbrado a mandar, reconociera que sólo una palabra de Jesús tendría esa fuerza sanadora (¡pedazo de Fe la del Centurión!)
Pero las palabras “Señor, yo no soy digna de que entres en mi casa" seguían dando vueltas por mi interior cuando, terminada la oración, encendía el ordenador para chequear el correo. En esas andaba aún, dándole vueltas a la casa, a cómo ordenarla... 
Me puse a chequear mi perfil de facebook de forma rutinaria y ¡he aquí la maravilla!, ¿qué me encuentro?, ¡con un catálogo para ordenar y poner bonita una casa!, ¿por qué no la mía?
¡No pude evitar una GRAN SONRISA!, compartí el evento en facebook con algunos de mis contactos y, antes de acostarme, di gracias a Dios por la persona y/o Institución que esté detrás de esta maravilla (un diez en originalidad y ¡muy currada!)
Hoy, Fabio Olivera, uno de los jóvenes religiosos del equipo De camino a Belén nos presenta el catálogo IKEADVIENTO y nos hace una preciosa invitación a soñar con una nueva decoración.
¡Gracias desde lo hondo!, y ¡pedazo de guiño cómplice el "encontrar" justo ayer este regalo...!
¡Ahora toca ponerse manos a la obra!

No hay comentarios: