En camino

En camino

lunes, 17 de diciembre de 2012

La alegría es la felicidad en Dios

Autor desconocido
El Jesuita James Martin  sj, a propósito del Tercer Domingo de Adviento (el Domingo de Gaudete), escribió la reflexión que acompaño a estas torpes palabras y que quiero compartir contigo. En ella nos plantea si es posible estar alegre en tiempos difíciles. Reconozco que me ha hecho pensar y reflexionar sobre cuál ha de ser mi tono vital "aquí y ahora", sobre cómo he de afinarlo porque -aunque pase por tiempos difíciles- mi alegría tiene causa, porque la causa de mi alegría es mi Señor, el mismo que en unos días vendrá en forma de pequeñuelo achuchable, el mismo que quiso hacerse uno de nosotros por mí, por cada uno de nosotros/as, "entrando en relación con la humanidad de la forma más profunda e íntima".
Fr. James Martin sj
"Pero, ¿es posible estar alegre en tiempos difíciles? Sí, porque la alegría es más profunda que la felicidad. Mientras que la felicidad puede ser a veces fugaz, la alegría es permanente, ya que en lo religioso la alegría trata de una relación. La alegría tiene un objeto, y ese objeto es Dios. En otras palabras, la alegría es la felicidad en Dios. Es la clase de alegría que nos puede ayudar a atravesar tiempos difíciles, incluso la tragedia, porque está arraigada y cimentada en el amor de Dios.
El Domingo de Gaudete, todos los domingos, y todos los días, se nos invita a experimentar la alegría de entrar en una relación más profunda con Dios. ¿Suena imposible? Recuerda que Dios lo ha deseado tanto que se ha hecho uno de nosotros, entrando en relación con la humanidad de la forma más profunda e íntima.
Jesús vino, como El decía, para que podamos tener gozo y que nuestro gozo sea completo. El Domingo de Gaudete, que Jesús llene nuestros corazones con esa alegría, que sobrepasó todo entendimiento."

No hay comentarios: