En camino

En camino

lunes, 3 de agosto de 2009

Dejarse llevar

Copenhague de VETUSTA MORLA

Cuando la música se hace poesía...

Dejarse llevar, ¿por quién?, ¿por qué?, ¿hacia dónde?, confío en que la Corriente me enseñe el camino hacia el Mar

El corría, nunca le enseñaron a andar, se fue tras luces pálidas. Ella huía de espejismos y horas de más. Aeropuertos. Unos vienen, otros se van, igual que Alicia sin ciudad.
El valor para marcharse, el miedo a llegar.
Llueve en el canal, la corriente enseña el camino hacia el mar. Todos duermen ya.
Dejarse llevar suena demasiado bien. Jugar al azar, nunca saber dónde puedes terminar... o empezar.
Un instante mientras los turistas se van. Un tren de madrugada consiguió trazar la frontera entre siempre o jamás.
Llueve en el canal, la corriente enseña el camino hacia el mar. Todos duermen ya.
Dejarse llevar suena demasiado bien. Jugar al azar, nunca saber dónde puedes terminar... o empezar.
Ella duerme tras el vendaval. No se quitó la ropa. Sueña con despertar en otro tiempo y en otra ciudad.
Dejarse llevar suena demasiado bien. Jugar al azar, nunca saber dónde puedes terminar... o empezar.

No hay comentarios: