En camino

En camino

lunes, 26 de noviembre de 2007

Chica para todo

Este año es el séptimo consecutivo que doy clases en la Universidad y hoy he tenido la peor clase de toda mi vida, ¡por el momento!... He dado clases en situaciones personales y profesionales muy complicadas, pero jamás lo había pasado tan mal como hoy y jamás me había sentido tan mal.

Me ha costado reprimir las lágrimas y controlar a 93 alumnos/as enojadísimos, y no sin razón, porque la práctica que tenían que resolver era muy complicada...

No redacté yo la práctica (lo he dicho), sino mi jefa y ninguno de mis compañeros a los que pedí su opinión sobre la misma tuvieron los arredros (léase arredros) necesarios para decirle nada a la ínclita, si bien en privado, todos me decían que era una pasada y no sabían responder a algunas de las cuestiones, ¡¡¡¡mis compañeros titulares!!!!

Dejan que me coma yo el marrón, que sea la mala de la película... Estoy acostumbrada a serlo... Y cuando lo soy por "méritos propios" no me importa, pero lo de hoy...

Me he tenido que enfrentar a la ira de un auditorio enojado por lo complicado que era el caso práctico, por el tiempo invertido, por los pocos frutos obtenidos...

Y yo me pregunto, ¿cómo pretenden que una práctica sea práctica con 93 alumnos de varias nacionalidades, provenientes de diferentes sistemas jurídicos, de edades que van de los 20 a los 66?. Y los cabecillas los de 66, que me ven "joven" e intentan "ningunearme", diciendo cosas como... ¿es que sabes lo que damos en teoría, porque la práctica que has puesto no tiene nada que ver con lo que hemos dado?, ¡¡y la redactó mi jefa!!. AGGGGGGGG

He salido como he podido y para la próxima sesión con ellos los dividiré en tres grupos de 30 para hacer la sesión más productiva al ser los grupos más pequeños. Eso supone multiplicar mi trabajo por tres a igual salario, ¡claro!

Si a eso le sumas que tengo otros dos grupos de alumnos, otro de otros 90 y otro de 50...

Si a eso le sumas mi precariedad laboral actual, mi momento personal...

Tengo ya kilos de prácticas que corregir, prácticas que preparar. Clases que preparar, otro curso que dar el mes próximo...

¿Y la tesis?, no recuerdo ya sobre qué la hacía... Todo lo avanzado en Bruselas se está evaporando...

NO PUEDO MAS

ESTOY HARTA DE SER CHICA PARA TODO

NO PUEDO MAS

He llegado a casa y no he podido dejar de llorar en un buen rato.

Gracias a mis compañeras de piso (¡unos amores!) y a la cena compartida, preparada por ellas mientras yo lloraba, me encuentro mucho mejor. Mañana tengo que dar el mismo caso en otro de los grupos, el miércoles otra vez... Espero sobrevivir a esta semana... Y la próxima más y la siguiente más y más...
¿Y si no sobrevivo? quizá no fuera mala idea...
Cuando he visto esta viñeta de Forges me he sentido muy identificada...

1 comentario:

ra dijo...

Mi volvoreta
Tu eres una superviviente nata, ánimo. la verdad es que no sé por qué hay gente que se empeña y se empeña en machacar a los demás, y los que no compartimos esos planteamientos de vida, esos esquemas pues es difícil tragar con ello. ¿Qué decirte?, ¿cómo animarte?. Ojalá pudiera hacer algo por ti. Cuídate, besos.