En camino

En camino

martes, 2 de octubre de 2007

¿Qué es el Ramadán?


Ramadan is the ninth month of the Islamic year, the holy month of fasting ordained by the Koran for all adult Muslims of the Islamic faith. According to the Koran, the fast of Ramadan has been instituted so that believers "may cultivate piety"; this particular month was designated because it was the month during which Muhammad received the first of the Koran's revelations.


"Ramadan is the (month) in which was sent down the Qur'an, as a guide to mankind, also clear (Signs) for guidance and judgment (Between right and wrong). So every one of you who is present (at his home) during that month should spend it in fasting, but if any one is ill, or on a journey, the prescribed period (Should be made up) by days later. Allah intends every facility for you; He does not want to put to difficulties. (He wants you) to complete the prescribed period, and to glorify Him in that He has guided you; and perchance ye shall be grateful." - Al-Baqara 2:185

The fast during Ramadan begins each day at dawn, when the "white thread becomes distinct from the black thread," and ends immediately at sunset. During the fast Muslims are forbidden to eat, drink, or smoke. Before retirement each night, special congregational prayers are offered in which long passages of the Koran are recited. The night between the 26th and 27th days of Ramadan, on which the first revelation occurred, is called the Night of Determination, during which, according to the Koran, God determines the course of the world for the following year.
The day after the end of Ramadan is called the Fast-Breaking and is celebrated with special prayers and festivities.

EL MUNDO DIGITAL


AMANDA FIGUERAS Vídeo: MARGARITA LÁZARO
MADRID.-


Millones de musulmanes están inmersos desde el pasado 13 de septiembre en su mes de ramadán. Para la mayoría de los profanos en el asunto, el ayuno total y la abstinencia sexual desde el alba hasta el ocaso no son más que extrañas exigencias de una fe desconocida.
Aunque del que más se habla es del que realizan los musulmanes, en el resto de religiones monoteístas y también en otros credos, se proponen este tipo de ejercicios con el objetivo de fortalecer el espíritu y obtener recompensas divinas.
El ramadán está lleno de significado para los musulmanes, es una de las épocas más importantes del año —en esta fecha, hace 1428 años, el Corán comenzó a ser revelado al profeta Mahoma— y cumplirlo es uno de los "pilares" de la religión. Además de ayunar, estos días deben dedicarse más que nunca a la oración, la meditación y el acercamiento a Dios, según el imam del centro cultural islámico de Madrid, 'cheij' Moneir Mahmoud.
El islam es, según quienes lo siguen, una religión que se apoya en la lógica, que da respuesta a dudas que otras creencias dejan en el aire y que hace las veces de libro de instrucciones para la vida.
Condiciones para hacer el ramadán:Ser musulmán, adulto, tener capacidad mental y fortaleza física, no estar de viaje y estar libre de la menstruación o la hemorragia del parto.
"Para nosotros, el ayuno no es una prohibición en sentido negativo, lo tomamos como algo bueno para nuestro organismo, que se limpia de las toxinas acumuladas durante el año. Además, es una manera de recordar intensamente que Dios es lo más importante", explicaba la joven Nadia Harbouli Nassiri.
El objetivo de ayunar no es sólo abstenerse de la comida y la bebida, sino hacer un esfuerzo consciente para mejorar la conducta y tratar de tener más autodisciplina. "Todos hacemos algunos pecados. En el ramadán, Alá perdona todo lo acumulado durante el año", añadía su padre, Mohamed, un hombre a una sonrisa pegado.
Muchos 'hadices' (dichos atribuidos a Mahoma) hablan de la importancia del ayuno: "cualquiera que falla en el ayuno aunque sea por un día de ramadán, si no es por excusa (válida) o enfermedad, ni siquiera un ayuno perpetuo lo compensaría".
Los cinco pilares del islam:Creer que no hay más Dios que Dios y Mohamed es su profeta, los cinco rezos diarios, dar parte de las ganancias anuales a los necesitados, el ayuno y la peregrinación a La Meca.
Otros, recalcan las bendiciones que se obtienen al mantenerlo: "cuando un musulmán observa el ayuno un día por Alá, repele el fuego (del infierno) a una distancia como de un viaje de setenta años".
Y también los hay que señalan cómo deben comportarse los musulmanes en esa época: "si una persona no evita la palabra o la conducta falsa durante el ayuno, Alá no le importará si se abstiene o no de su comida y bebida".
Para muchos musulmanes practicantes, el ramadán es también una prueba de su fuerza de voluntad. "Si puedo evitar las cosas que sé que son malas para mí, creo que ningún vicio me podría llegar a controlar". El ayuno enseña paciencia, refuerza la perseverancia y la resistencia, recuerda la importancia de cumplir la palabra y ayuda al que lo hace a estar lejos de "las maldades", dicen los expertos.
"El ayuno es una barrera (una coraza y protección) así pues, que el ayunante no diga obscenidades ni indecencias y que no actúe con ignorancia y violencia. Y si una persona le ataca o le insulta que diga: 'estoy ayunando, estoy ayunando'", recoge otro 'hadiz'.
"El ayuno es una imposición que al ego no le agrada y, por eso, el ayuno es expresión de paciencia y perseverancia. Quien tiene paciencia y es constante, está protegido y tiene éxito".
Como sucede en la mezquita, según se acerca la hora de desayunar parece que todo en el ambiente cobra más intensidad, explican. Será que el hambre agudiza los sentidos y, para los creyentes, el final del reto diario supone conseguir bendiciones.
En la casa de Nadia toda la familia colabora en preparar la mesa. Dátiles, leche, zumo, dulces y la típica harira marroquí la abarrotan. "Mucha gente piensa que nos hinchamos a comer, pero la verdad es que, aunque desde la mañana no tomamos nada, ni agua, se suele comer menos de lo habitual".
Son las 20 horas, el sol ya se ha metido. Con extrema generosidad invitan a todos los que están en la casa a comer. "Quien crea en Alá y en el Último Día que sea generoso con su invitado. Y quien crea en Alá y en el Último Día que mantenga los lazos de familia. Quien crea en Alá y en el Último Día que diga el bien o que guarde silencio", recomienda otro de los dichos del profeta.

No hay comentarios: