En camino

En camino

lunes, 17 de noviembre de 2014

Ten compasión de mí #evangeliodeldia



«¡Jesús, hijo de David, 
ten compasión de mí!»






Dónde está tu luz
Dame Señor, tu mano guiadora.
Dime dónde la luz del sol se esconde.
Donde la vida verdadera.
Dónde la verdadera muerte redentora.
Que estoy ciego, Señor, 
que quiero ahora saber.
Anda Señor, anda, responde
de una vez para siempre. Dime dónde 
se halla tu luz que dicen cegadora.
Dame, Señor, tu mano. Dame el viento
que arrastra a Ti a los hombres desvalidos.
O dime dónde está, para buscarlo.
Que estoy ciego, Señor. Que ya no siento
la luz sobre mis ojos ateridos
y ya no tengo Dios para adorarlo.
López Gorge, J.

ORACIÓN
NO PASES DE LARGO, SEÑOR
Que temo quedarme en la oscuridad,
cuando sé que Tú eres el Señor de la luz perpetua
que me pierdo mucho, si Tú no estás,
y tan sólo gano encerrarme en mi mismo.
Necesito que te detengas, Señor;
Tú sabes que mi voz no siempre es escuchada
Que mi vida es indiferente a muchas personas
Que valgo poco o nada y que, en muchos momentos,
prefiero la tiniebla a la luz.
¿Te detendrás, Señor?
¿Me concederás un minuto de tu eterno tiempo?
¿Me hablarás con palabras de amor?
¿Me enseñarás el sendero que lleva a tu presencia?
¡NO PASES DE LARGO, SEÑOR!
Me pondré en pie, para que veas
Gritaré, para que me escuches
Insistiré, para que me respondas
Hace tiempo, Señor, que me siento así:
Buscándote para hablarte de lo mío
Preguntando por Ti, para saber más de Ti
Queriendo salir de muchos rincones oscuros
Queriendo ver, con los ojos del Evangelio
¡NO PASES DE LARGO, SEÑOR!
Acércate y, pronto sabrás, que soy un pobre hombre
Que, creyendo ver, me falta descubrir lo más importante
Que, pensando en todo, a veces se me escapa lo esencial
Que, creyendo amar, lo hago a mi manera
Que, estando seguro de mi mismo, soy barco a la deriva
Por eso, como Bartimeo, Señor, te digo:
¡TEN COMPASION DE MÍ!
Ten un poco de pasión por mi vida
para que sea un poco más radiante y sencilla
iluminada por la verdad y asentada en la justicia
Ten un poco de pasión por mi alma, Señor,
y desaparezca de ella todo pliegue o arruga
Ten un poco de pasión por mi voz, Señor,
y que sea fuerte y firme para proclamar
que, sólo Tú Señor, eres quien atiende a la humanidad
quien escucha a la humanidad
como Dios manda
Amén.

domingo, 16 de noviembre de 2014

De miedos y errores


"No podemos cometer el mayor de los errores, 
no hacer nada por temor a equivocarnos"
P. Arrupe sj



¿Me fío?, ¿te fías?