En camino

En camino

sábado, 26 de julio de 2014

XVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 27 DE JULIO DE 2014


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 13, 44- 52
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente:
- El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra. El reino de los cielos se parece también a la red que echan en el mar y recoge toda clase de peces: cuando está llena, la arrastran a la orilla, se sientan, y reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran. Lo mismo sucederá al final del tiempo: saldrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los echarán al horno encendido. Allí será el llanto y el rechinar de dientes. ¿Entendéis bien todo esto?
Ellos le contestaron:
- Sí.
Él les dijo:
-Ya veis, un escriba que entiende del reino de los cielos es como un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo y lo antiguo.
Palabra del Señor.

Foto: Años buscando, siguiendo pistas y rumores, recorriendo multitud de caminos que no llevan a ninguna parte. No estoy seguro de lo que persigo pero mi corazón tiene una intuición: hay algo más, todo esto tiene un sentido, la vida puede ser una vida en abundancia.

Entonces aparece ante mí, solo unos segundos, un instante apenas pero lo veo con claridad: su mirada, su Palabra, su Reino. Ya no puedo olvidar ese momento, ya nada es igual, mi brújula ya solo marca una dirección.

Busca el tesoro escondido en el campo, persigue la perla preciosa que llena de sentido cada día, no dejes escapar aquello que hace que la vida sea una vida en abundancia.


ORACIÓN
ENCUENTRO SORPRENDENTE
Te tengo y no te tengo
porque, creyendo en tu palabra,
renuncié a poseer cosas y personas
en mi casa, en mi corazón y en mis entrañas.
Y ahora que vivo así,
huérfano de propiedades,
yermo de posesiones,
sin redes, sin cadenas, sin ventosas,
sin paredes, cárceles y murallas,
sin presiones, sin estafas, sin trampas,
es cuando más rico me encuentro
y más libre me siento
para agarrarte y agarrarme,
para retenerte y retenerme
en este espacio vacío
que es mi casa, mi corazón y mis entrañas,
y que Tú habitas libremente
con ternura infinita, humana y divina,
desde que existe.
Y así, a la contra como quien dice,
la fe empieza a invadirme
por todos los poros, vías y heridas;
y yo me dejo llevar por tu brisa, huellas y melodía
a un encuentro sorprendente.
Gracias porque es posible tenerte y retenerte,
y por tenerme y retenerme
a tu manera, Señor.
¡Esto es un tesoro que merece la pena!
Florentino Ulibarri

¿DÓNDE ESTÁS, SEÑOR?
Que me dicen que, hace un tiempo, 
te sembraron en mi corazón…y no te encuentro
Que pregonan que, en el cielo te hayas,
y cuando levanto la vista no te alcanzo
Me repiten que, en los destrozos del mundo,
es donde especialmente sales a su lado
y… no llego a percibir tu presencia.
¡Dónde estás, Señor!
¿Qué tengo que vender para poder comprarte?
¿Qué tengo que dejar para poder conseguirte?
¿Qué parte de mi hacienda he de regalar
para que, Tú, seas la definitiva riqueza y valor a mi vida?
¡NO ME CONTESTES, SEÑOR!
Mis ojos no te ven porque andan distraídos
Porque prefieren verse seducidos
por el gran capital que el mundo oferta
Mis manos disfrutan mucho más
cuando acarician los lingotes del oro del bienestar
de lo que cuenta y vale en la sociedad
del prestigio o del dinero
del buen nombre y buena vida…sin mínimo esfuerzo
¡NO ME CONTESTES, SEÑOR!
¡Demasiado bien sé dónde se encuentra tu tesoro!
En el silencio,
que tanto hiere porque tanto me dice
En la humildad,
donde la pequeñez tanto me asusta
En la sinceridad,
que me convierte en diana de tantos dardos
Ayúdame, oh Cristo, a no perder el campo de tu tesoro:
La fe que es llave para poder amarte y descubrirte
El amor que es bono seguro que cotiza en el cielo
Mi perfección, para no convertirme en algo vulgar y solitario
¡NO ME CONTESTES, SEÑOR!
Soy yo, quien hoy más que nunca,
necesito buscarte por mí mismo
y ponerte en el lugar que te corresponde:
¡EN EL CENTRO DE MI TODO!
Amén
P. Javier Leoz

Meditación-contemplación
En tu propio campo tienes el único tesoro.
Si aún no te has dado cuenta,
es que lo has buscado en otro campo
Tu tarea más importante en esta vida,
es buscar ese valor incalculable.
No es objetivo fácil,
porque no se descubre por los sentidos ni por la razón.
Una vez descubierto lo que hay de Dios en ti,
todo lo demás es coser y cantar.
Si no experimentas al Dios vivo en el fondo de tu ser,
todos los esfuerzos por llegar, serán inútiles.
Fray Marcos
VÍDEO:





 MELODÍA
 Con Él DE Mayte López, compuesto para el I Encuentro de Laicos en Misión Compartida




martes, 15 de julio de 2014

Loading summer 2014!


Parece que a mi verano le está costando arrancar este año, el tiempo ya acompaña -no en vano hoy alcanzaremos los 35º en mi ciudad-, pero continúo sin poder cerrar el curso y sin poder tomarme unos días de vacaciones físicas, pero sobre todo mentales. Tengo muchas ganas de perder de vista por un tiempo pantallas y teclados y de rodearme en exclusiva de libros no sesudos, de silencio, luz, sol y playa...  Este año tengo hambre y sed de mar y trataré de saciar esa inquietud en unas semanas. Por el momento toca hacer un último esfuerzo y encarar con ánimo las últimas reuniones y los últimos trámites administrativos...
Con la confianza puesta en que Tú estás en todo - también en el tedio y el cansancio- y en que...